Home

Elige tu aventura

Hace unos días recibimos en Masilva un pequeño lote de libros que nos trasladó unos años atrás, como si de un viaje en el tiempo se tratara. Parte de la colección, Elige tu propia aventura que la editoria Timun Mas publicó por primera vez en España en los 80 y que en este caso, SM editó en el formato de su edición original en inglés.

A través de una especie de hipertexto analógico elegíamos nuestro destino, ya fuera compartiendo aventuras con el mismísimo Zeus, o en las profundidades de la Atlántida, de manera que en una página terminábamos  convertidos en mosquitos aplastados por una mano inquieta,  y en la siguiente éramos enormes ballenas engullendo  toneladas de crujiente plancton.

Nos agrada encontrar este tipo de reediciones para ponerlas al alcance de las niñas y niños de ahora. Ya sabemos que algunos disfrutarán de la aventura de elegir su propio camino en unos tiempos donde eso de elegir no parece tan fácil ni tan divertido.

Sudando tinta

Antonio Javier González Pérez nos sumerge en una serie de relatos sobre el deporte y la vida en su libro Sudando tinta. Editado por Ediciones Idea, ha sido uno de los títulos mejor acogidos  en Masilva en estos últimos meses y hemos querido plasmar sus impresiones tras esta primera incursión en la creación literaria:

portada sudando tinta

¿En que momento decidiste escribir este libro?
Todo empezó por un relato que dediqué a un deportista y que se colgó en la web del equipo de triatlón al que pertenezco (Club Triatlón Tripto) Luego escribí otro y otro y algunos compañeros hicieron comentarios sobre los mismos. A raíz de ello me propuse hacer uno semanal y así contribuir en la web con algo distinto. Cuando me vine a dar cuenta tenía unos 60; seleccioné 52 pensando que leyendo uno por semana sería posible para muchos deportistas que entre el trabajo y los entrenamientos les fuese llevadero leerlos.
¿Que cuentas en Sudando Tinta?
Básicamente son relatos a caballo entre la realidad y la ficción en los que mezclo mi experiencia personal como médico deportivo y deportista así como comentarios de otros deportistas intentando ahondar en ese rasgo de obsesión y las manías que ella conlleva cuando quien hace deporte se “engancha”
Sabemos que se ha agotado la primera edición. ¿te ha sorprendido?
Si pienso en ello, sí. Sin embargo al ir viviendo esa parte desconocida para mí como es lo que le ocurre a un libro una vez sale al mercado me he ido haciendo a la idea de que podría ser así. Si no valoro este aspecto, sí que me ha sorprendido. Entiendo que más allá de la familia, algunos amigos y unos pocos deportistas, un primer libro de relatos y sobre actividad física estaba condenado a soñar apilado sobre una almohada de cartón la ilusión por ser leído.
¿Por qué crees que ha tenido tan buena acogida?
Probablemente porque todo aquel que lo lea sea deportista o allegado a él verá en algún aspecto que lo ocurrido al personaje también le ha pasado a él o a ella. El lenguaje es accesible, cercano y los protagonistas son gente de a pie que al lector le resultan casi conocidos aunque sean de ficción.
¿Habrá próxima libro? ¿para cuándo?
Con un poco de suerte si. Espero que a lo largo del 2013.
¿Cómo recomendarías tu libro si no lo hubieses escrito tú?
Creo que me sería difícil recomendarlo ya que primero tendría que leerlo y como lector suelo acceder a lecturas que como a los vinos el paso del tiempo les haya aportado un valor añadido. Una vez leído creo que se lo recomendaría especialmente a un tipo de persona entre veinte y cincuenta años que llevase de uno a tres años en la actividad física, a sus compañeros o compañeras, marido o mujeres, pues le podría ayudar a entender otra dimensión de la actividad física que posiblemente no les esté facilitando en este periodo del entrenamiento aquello por lo que la empezaron a realizar: diversión, mejoras en la salud, etc. También se lo recomendaría al grupo de deportistas de cualquier edad que ya hayan alcanzado la madurez deportiva pues vivirían aspectos por los que ya ellos han pasado y podrían pasar un rato ameno, entretenido y hasta divertido en ocasiones. A su vez es una buena oportunidad para esa población de deportistas que ya lo han dejado o para quienes viven la actividad física desde la grada, acostumbrados a la óptica deportiva de los periódicos especializados, pues les aportaría otra visión de la actividad física. Por último más que recomendarlo, le pediría a lectores que gustan del género del relato corto que se lo leyesen para conocer su opinión y seguir aprendiendo.

Leer de música

1001 discos

Siempre nos han gustado los libros que hablan de música, indagar en sus páginas y descubrir sonidos que no hemos escuchado para luego salir en su búsqueda. Desde la llegada de internet esta labor es menos ardua y la distancia entre el “quiero oir a esta banda o esa canción” y el disfrutar de la misma corroborando o no, la opinión del autor o el crítico de turno es cuestión de un click. Con el volumen 1001 discos que hay que escuchar antes de morir, editado por Grijalbo en el año 2005, y sus sucesivas reediciones, pasa lo mismo. Nos sirve de guía de viajes por el mundo de la música desde el Frank Sinatra de 1955 hasta los sonoros guitarreos de White Stripes.

Y como complemento ideal para su lectura nos topamos hace un tiempo con Radio 3 net, emisora rumana que ofrece uno a uno, todos los discos presentados en el libro. Ahora solo queda buscar su disco, hacer click, y sentarse a disfrutarlo como cuando el vinilo serpenteaba nuestros oídos.

Universo web

Desde que Masilva inició su camino nos ha preocupado el tema de nuestra presencia en la web. La forma en que estamos presentes en el universo 2.0 y como estaremos en los siguientes. De ahí que desde los inicios hayamos ido incrementando nuestra presencia en diferentes redes sociales.

Masilva en Facebook

Facebook, fue nuestro punto de partida y hasta ahora es el rincón donde mantenemos la comunicación más directa con nuestros amigos y clientes. Muchos conocerán sus virtudes y sus defectos, pero al final no deja de ser una herramienta, y cómo todas, de su uso adecuado depende su utilidad. A nosotros, como decimos, nos sirve entre otras cosas para hacer reseñas de los títulos que recibimos, recibir opiniones de nuestros clientes e incluso pedidos, ya que a través del chat podemos comunicarnos directamente con todos nuestros amigos de forma inmediata y directa. Sabemos que muchos de nuestros clientes habituales nos han conocido a través de esta red y creemos que actualmente es una herramienta bastante útil, para pequeñas empresas como la nuestra.

Masilva en Twitter

En Twitter, mantenemos una presencia menos activa, pero nos sirve de canal para comunicarnos con las editoriales de forma directa, y disfrutar de la inmediatez de la comunicación sobre los temas que nos interesan. Gracias a esta red social hemos conectado también con numerosos escritores con los que intercambiamos impresiones a menudo, además enlazamos los contenidos de facebook para compartirlos.

masilva en Pinterest

Pinterest, es actualmente nuestro escaparate virtual. A través de las imágenes comunicamos los títulos que nos van llegando, tanto en libros como en cine en DVD y novela gráfica. Además mostramos nuestros escaparates reales, y parte de los eventos que vamos realizando en la tienda. Es un portal con mucho potencial que estamos descubriendo.

Librería Masilva en foursquare

 Foursquare, es la red social de geolocalización más popular. Es de gran utilidad sobre todo cuando vamos a sitios que no conocemos. Es como preguntarle a alguien donde se encuentra un sitio, en este caso, el preguntado es nuestro teléfono móvil. Nos resulta útil para darnos a conocer a los turistas que visitan el Puerto de La Cruz. Evidentemente no a todos, ya que este nivel de tecnología no está aún muy difundido.

¿Y que nos aporta? pues la verdad que es difícil de medir en términos económicos pero sabemos que algunas de las nuevas visitas que recibimos en nuestra tienda se producen tras un primer contacto a través de estas redes. Así que de momento seguiremos presentes en ellas.

Buen día para empezar

Sin ni siquiera habernos ido hemos vuelto a la web. Tuvimos que hacer ajustes y algún recorte, como no, pero seguimos por aquí, como ya hemos dicho en otras ocasiones, para quedarnos. Puede que alguien lo dude, sería lo lógico, pero por eso sabemos que nos quedamos.

trincheras frente a la inculturaPor casualidad o intencionadamente hoy es el Día de las Librerías, desde Masilva, queremos invitarles a que nos visiten. Si es hoy pues genial, pero si lo hacen también otro día, pues estupendo. A nosotros lo que nos gusta es que vengan a vernos, y para que engañarles, si además compran un libro, pues mejor.  Mantener una trinchera activa cuesta lo suyo, ni más ni menos que otras, pero lo suyo sí, y su gesto al pagar su libro es tan importante para nosotros como lo fue para Mancuso detener a Lana Lee.

Lo que nosotros hacemos no es más especial que cualquier otro trabajo, tratamos de cumplir con nuestras fiscales obligaciones siempre que podemos, y al final del mes nos embarcamos en el particular déjà vu del autónomo. A veces igual y otras un poco peor, pero incomprensiblemente seguimos cavando, extrañamente satisfechos, en este frente  a favor del cultivo de la Cultura.

Y en ese frente, este portal que les presentamos y del que queremos hacer una nueva ventana que se sume a las que tenemos en otras esquinas. Esta, un poco más grande, más luminosa, para asomarse a ella con tiempo, sin prisa y donde puede que encuentre algo que le haga volver. Nosotros estaremos a este lado encantados de atenderles, a ver si lo conseguimos.

Y volviendo a la celebración, les reproducimos el mensaje de adhesión que la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) ha suscrito a favor de este día:

Mensaje de adhesión de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) al Día de las Librerías

 Otro año más se celebra el Día de las Librerías con el objetivo de acercar estos espacios de libertad a los ciudadanos. En tiempos de desprecio a la Cultura por parte de las instituciones públicas y de consideración de la creación cultural como elemento sobrante, es esencial no resignarse y compartir con los lectores la convicción de que la libertad sin cultura es pobreza, que una sociedad sin libros permanece incompleta.

 Como escritores, creemos en las librerías como fiel aliado de nuestro trabajo literario; y, como ciudadanos, no concebimos un mundo sin librerías ni libreros. Ellas son ventanas de libertad y ellos los artífices de la imprescindible pedagogía de la Literatura.

 Se arremolinan las amenazas desde las instituciones, las nuevas tecnologías, la crisis económica y la ceguera de los responsables gubernamentales a la política cultural en general y al sector del Libro en particular. Por eso, en estos momentos, las librerías son trincheras frente a la incultura. Allí donde permanezca abierta una librería no habrá miseria intelectual; allá donde un librero levante el cierre de su establecimiento para refugio de los lectores la vida seguirá su curso.

 La ACE hace suyo El Día de las Librerías. Y, un año más, se suma a la celebración y reivindica esos hogares cercanos en donde se puede convivir con los libros y la lectura, y en donde siguen vigentes los conceptos de humanidad y libertad.

Y bueno, si al final no pueden venirse, siempre queda esperar a la librería ambulante, que pasará con su renqueante parnaso ofreciendo universos empaquetados, pan caliente y el reconfortante achuchón de un cuento maravilloso.