Librería abierta

¡Entra y conócenos! Disfrutamos de los libros. Tenemos una historia para ti.

Destacamos

De nuestras secciones destacamos especialmente...

Pensamiento

Ensayo, filosofía, todo lo relacionado con el mundo del pensamiento, las ideas y el debate

Música y cine

Además de libros relacionados al mundo de la música y el cine, nos aventuramos con otros formatos: Discos de vinilo, Cd's, DVD y Blue-ray

Narrativa

Novelas, poesía, ediciones independientes y fondo. Algunos releidos, novedades y títulos de siempre.

Novedades

Compartimos en este espacio lo que nos va llegando, nuestros destacados.

Autor del mes

Adrián Arvelo es escritor, músico, productor, actor, locutor, creativo gráfico y profesional audiovisual nacido en Tenerife en 1988. En septiembre de 2020 publicó "El libro de la Guerra", ed. El Drago

img

Cualquier ápice de curiosidad, cualquier reacción suscitada, todo aquello que nazca de la creación inevitable, cualquier herramienta posible, que ayude a desahogar el alma, a eso, a eso me debo.

Adrián Arvelo

Visita nuestro blog

Nuestro blog es como una brújula, tiene muchas direcciones, por eso creemos que podrá servirte de guía. Está hecho con las reseñas que nos hace llegar nuestra clientela y amistades. Si quieres publicar las tuyas contáctanos.

Maus. Art Spiegelman

Maus, aún siendo un cómic en el que los judíos están representados por ratones y los nazis por gatos, nada tiene que ver con la historia de un niño con pijamas a rayas que deja un sabor de inocencia a un lado y otro de la alambrada. Esta es una historia real que a través de texto y viñetas enseña el confinamiento de los judíos polacos desde que son hechos visibles al portar el identificativo bien claro en sus abrigos. Pasa por su reclusión en barrios de las ciudades de los que no pueden salir para acabar escondidos en dobles fondos de carboneras, basureros y sótanos hasta que eran deportados a campos de concentración como el de Auschwitz del que solo escapaban por la chimenea de los hornos crematorios al ser transformados en humo.
Lo cuenta un testigo que vivió como una rata, y lo hace sin acritud, sin rencor, sin añadir odio, solo lo cuenta, lo cual ya es más que suficiente. Y lo hace a su hijo, el ilustrador y guionista del libro, mientras en la casa cuenta los clavos, las cerillas, aprovecha la bolsa del té, canjea la comida que no va a usar, en su doble condición de comerciante judío y judío que vivió al borde de la muerte y sabe el significado de esas medias raciones de pan que tuvo que esconder para poder canjearlas por alguna mejora que le ayudara a sobrevivir.

El progreso del amor. Alice Munro

Alice Munro

El progreso del amor ha sido eso, el progreso del amor hacia lectura de esta escritora. Si bien, en el leído anteriormente, demasiada felicidad, me costó algo disfrutar de la misma, de la felicidad y de la autora, en esta ocasión el progreso ha sido notable. Ya no me cuesta tanto seguir los lazos de parentesco entre los personajes que aparecen en sus cuentos ni situar geográficamente los cambios de domicilio de las familias, siendo más sencillo entender su forma de fraccionar literariamente las historias vitales de quienes aparecen en sus relatos. Historias que por otra parte no son nada del otro mundo a las que Munro aporta toques íntimos, de esos que todos pensamos en la conversaciones en nuestra vida diaria, pero que no nos atrevemos a decir porque pueden sentar mal, porque entendemos serían mal educados, y que acaban por provocar un giro real en las relaciones interpersonales pues son las que realmente importan.

El crimen del padre Amaro. Jose Mª Eça de Queirós

Para quienes heredamos los últimos vestigios de aquella iglesia decimonónica, El crimen del padre Amaro se convierte en un recordatorio de algunas frases en latín, de las reverencias a la clase sacerdotal, de los besos al trozo de cinto de cuero negro que le colgaba entre las piernas, del tañido de la campanilla cuando por la calle caminaban diligentes a dar la extremaunción. No es Amaro la mejor imagen para una institución que defiende las buenas costumbres sino la de esa doble moral, a la que también en la actualidad, el comportamiento de algunos de sus servidores se ha hecho acreedor. La confrontación entre las fuerzas del espíritu y de la carne son tratadas de forma magistral por Queirós en esta novela realista en la que aprovecha los amoríos de un cura de provincias para descarnar toda la hipocresía que engola al clero convirtiendo a Amaro no en víctima sino en autor del crimen.